Marcello Tarot - Header

Papisa Sacerdotisa Arcano Mayor Baraja Rider-Waite SmithTodo empezó cuando tenía 15 años.

Me había ocurrido ver el Tarot en unos telefilmes americanos, y también en los tebeos que leía (súper héroes de Marvel y DC).

Mago Baraja WirthMi abuela solía darme dinero cuando nos encontrábamos, y yo solía ahorrarlo porque me gustaba hacerme regalos en las ocasiones importantes. En el otoño de ese año, decidí que por Navidad me regalaría un libro sobre el Tarot, y obviamente una baraja también, y que antes de Navidad aprendería a leerlo. En una librería encontré un tomo (I Tarocchi de Oswald Wirth, Edizioni Mediterranee, Roma, 1973) que contenía también los Arcanos Mayores que habían sido representados según la simbología del célebre ocultista suizo.

No fue una lectura simple para un chico de 15 años, pero me enchufé. Aunque si otrora todavía no lo sabía, me hallaba en mi Año de la Fuerza (ver Cartas del Nacimiento). Y en un Año de la Fuerza las preguntas centrales son: ¿hago con pasión lo que hago? ¿Lo que hago es verdaderamente lo que deseo? La respuesta a ambas preguntas, hablando de estudio y de lectura del Tarot, era indudablemente .

Diablo Arcano Mayor Baraja Rider-Waite Smith Tarot 

Por lo unido que esté al Tarot de Oswald Wirth por afecto, el Tarot que había visto en la tele y en los tebeos (todavía me acuerdo de una historia de Daimon Hellstrom toda centrada en una Cruz Celta (ver lectura)] no era eso, sino la célebre baraja de Rider-Waite con sus Arcanos Menores que no se limitaban a mostrar p.e. 10 espadas, sino que representaban una escena en la que estaban diez espadas y esa escena estaba conectada de cierta manera con uno de los significados de la carta en cuestión.  

 10 de Espadas Arcano Menor Baraja Rider-Waite Smith Tarot

Otrora no era fácil encontrar el Tarot de Rider-Waite en Rimini (ciudad donde vivía y todavía vivo), pero un poco de tiempo después en una librería encontré un libro centrado exactamente en ese mazo, busqué la relativa baraja, y desde entonces siempre la he usado como punto de referencia.

Sí, hubo períodos en los que usé también el Shakespeare Tarot y el Medieval Scapini Tarot por Luigi Scapini, y también la célebre baraja Visconti-Sforza, y mucho más que probé (como p.e. el Tarot de Marsella que algunas amigas me regalaron para mis 18 años), pero al final siempre regresaba al Rider-Waite.

 

 Sol Baraja Scapini  papessa_medievali.jpg  cavaliere_bastoni_visconti_sforza.jpg Loco Tarot Marsella 

Hoy en día ya no uso las barajas arriba, except en raras ocasiones, sino sólo el Tarot Rider y las distintas barajas que se inspiran en ello (ver barajas).

Pero regresemos a mí. Smile

Pese a mi pasión por el Tarot, durante muchos años sólo fue un hobby al que había añadido la numerología y la astrología también. Por falta de tiempo, abandoné la numerología hace años (pero volví a estudiarla en 2011 desarrollando las Cartas del Nombre), mientras he continuado estudiando astrología sobre todo desde que encontré los libros de Lisa Morpurgo (ver enlaces). De todas formas, tengo rigurosamente separados Tarot y astrología, y en 2008 entré en el grupo del los Amici di Lisa ("Amigos de Lisa", un grupo de estudio astrológico según el Código de Lisa Morpurgo). Si estás interesado en una consulta astrológica, puedes contactarme (correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla ) y juntos definiremos los detalles.

Muerte Arcano Mayor Baraja Rider-Waite Smith TarotDecía que durante muchos años el Tarot sólo fue un hobby, y por eso después de licenciarme en contabilidad trabajé como contable en una firma de sistemas de seguridad. Pero otra pasión mía - nutrida sea por los tebeos sea por los juegos de rol, a los que siempre he dedicado mucho tiempo, y por otro aún - me empujé a matricularme en la facultad para Intérpretes y Traductores de Forlí. Tenía 26 años, y me hallaba en mi Año de la Rueda de la Fortuna, un año perfecto para un viraje en la vida (de nuevo, ver Cartas del Nacimiento). Y me hallaba en otro Año de la Rueda de la Fortuna, a 35 años, cuando empecé a trabajar como traductor, ocupándome principalmente de las normas internacionales ISO, BS, OHSAS sobre calidad, ambiente, seguridad de las informaciones, seguridad en los puestos de trabajo...

Una de las ventajas de ser traductor es poder leer/estudiar libros en mis propias lenguas de trabajo, aunque no estén traducidos al italiano. Durante años, gracias también al nacimiento de la Red, me había comprado algunos libros que seguían la escuela anglosajona, y en mi recién Año de la Muerte (2005) dejé de lado parte de mis otros intereses para poderme concentrar justo en el estudio del Tarot conforme a la escuela anglosajona (que de todas formas no me era ajena), lo que me dio un gran montón de satisfacciones y reiteró una vez más - no que hiciera falta - que la carta de la Muerte decididamente no es nefasta si sabes tomarla bien. Smile

En el Año del Carro (2008 para mí) a menudo se actúan las decisiones tomadas en el Año de los Enamorados (2007 para mí). ¿Y qué decisión tomé en 2007? La de convertirme en lector de Tarot profesional, sin olvidarme de la traducción, naturalmente.

Aunque desde afuera no lo parezca, la del Tarot (así como la de la astrología morpurgiana) es una lengua. Y aunque las maneras de acercarse a la traducción de un texto escrito, de un método con el Tarot y de un horóscopo sean necesariamente diferentes, al fin y al cabo siempre de traducción/interpretación se trata.

Obviamente jamás habría pensado en tomar este nuevo camino profesional si sólo hubiera estudiado sin hacer práctica. Y he practicado constantemente, gracias a los amigos (primero), a los colegas traductores/intérpretes y a los compañeros jugadores de rol y a través de la Red. A todos debo mi gratitud: no sólo por el soporte, sino también por haberse prestado a ser mis "cobayas" y por haber sido pacientes cuando me iba por la tangente, todo entusiasta por haber descubierto nuevas tiradas y nuevos usos para este antiguo y siempre fascinante instrumento de crecimiento y potenciación personales. Smile